Chris Urrea

Aptitud, Actitud y Afinidad:

Las claves del éxito en una entrevista laboral.

metodo GEC.png
descarga (1).jpg

La entrevista de trabajo es sin duda el momento decisivo de un proceso de selección. Así, conocer en profundidad para qué sirve la entrevista, las formas que adopta y qué valoran las organizaciones cuando la realizan, incrementa las posibilidades de éxito.

 

La entrevista de trabajo es más que una conversación sobre la formación y experiencia del candidato. Constituye una herramienta de venta de uno/a mismo/a en la que se pone en funcionamiento un mecanismo emocional donde juegan un papel clave las habilidades sociales, aptitudes personales y la capacidad de conectarse con las personas y su entorno. Contar con capacidades comunicacionales (transmitir lo que se quiere comunicar), capacidades para gestionar tareas, características para integrase y ser parte de un equipo de trabajo son, entre otras (y dependiendo del cargo), competencias valoradas a la hora de enfrentar una entrevista de trabajo.

Cuando menciono las claves de una entrevista laboral, me refiero a la relevancia que cobran " LAS TRES A DE UNA ENTREVISTA: APTITUD, ACTITUD, AFINIDAD"

LA APTITUD debe quedar demostrada principalmente en tus conocimientos y experiencia adecuadas para el cargo al que postulas. Es decir, el entrevistador se enfoca en evaluar en qué medida el perfil del postulante responde a los requerimientos del puesto vacante y comprobar que la persona que opta al puesto desea, sabe y es capaz de ocupar el puesto vacante y prever el rendimiento en el mismo.

El entrevistador/reclutador se centra en identificar estas competencias de la persona candidata. Las competencias clave son aquellas características personales que diferencian a las personas con resultados superiores en su puesto de trabajo y se demuestran mediante conductas observables y evaluables. Se suele preguntar acerca de situaciones reales ocurridas en el pasado, y en algunas empresas también plantean situaciones hipotéticas. En ambos casos el objetivo es el de recoger la máxima información sobre las competencias y aptitudes que la persona candidata ha puesto en juego en el momento de resolver estas situaciones y así poder identificar su perfil y valorar el grado de idoneidad con el perfil requerido para el puesto de trabajo a cubrir.

LA ACTITUD se demuestra a través de la confianza en uno mismo. Si consigues transmitir seguridad en tu autovaloración personal, harás que tu comunicación sea más fluida, demostrarás autocontrol, que te conoces y valoras adecuadamente tanto tus puntos fuertes como tus puntos débiles. Aquí, el autocontrol cobra relevancia, ya que lograrás mantener tus emociones bajo control evitando reacciones negativas ante situaciones inesperadas o desconocidas, como por ejemplo los nervios y la ansiedad. Además, practicar la escucha activa garantiza unos resultados positivos en una entrevista de trabajo. Es evidente que es una oportunidad para comunicarte, pero resulta más interesante demostrar énfasis al escuchar de forma interesada al entrevistador/a. Si hablas excesivamente puedes ser inoportuno/a o caer en incongruencias. Habla, pero habla en forma estratégica, sin dejar fuera nada de lo que el entrevistador necesita saber de ti.

• Practica la escucha activa en todo momento.

• Aporta optimismo en tus respuestas, aunque hables de debilidades o carencias demuestra la intención de mejorar o de aprender.

• Argumenta tus respuestas con naturalidad y confianza y nunca respondas con un sí o un no.

• Utiliza un lenguaje natural y educado.

• Presta atención a la comunicación no verbal: dar la mano con firmeza, posición de cuerpo y manos, mirada atenta a los ojos sin invadir el espacio, sonríe para demostrar positivismo.

• Demuestra interés por el puesto a cubrir haciendo preguntas sobre la empresa y su funcionamiento, las tareas o el equipo de trabajo, dejando cuestiones sobre el sueldo para el final de la entrevista.

• Destaca los puntos positivos de las empresas en las cuales has trabajado, y nunca los negativos.

LA AFINIDAD o rapport, es una poderosa técnica de Programación Neurolingüistica (PNL) llamada que te ayudará a crear afinidad con las personas. Es uno de los aspectos que más debes reforzar como candidato. recuerda que la entrevista es realizada por una persona tal como tú. Con expectativas, sentimientos y emociones. De este modo, los dos pilares fundamentales sobre los que actualmente se asienta el rapport son la confianza y la comunicación fluida.

La técnica del rapport, permitirá entonces que

  • El entrevistador sienta mayor empatía contigo.

  • Generar mayor grado de confianza con el entrevistador.

  • Qué la comunicación entre tú y el entrevistador sea mucho más efectiva.

  • Fomentar el sentimiento de afinidad mutua.

  • Y que todo esto juegue a tu favor en el proceso de selección.

Para aplicar la técnica del Rapport ante de nada debes observar, medir al entrevistador para identificar las pautas de su comunicación verbal y no verbal y después muy sutilmente ir imitando sus pautas de comunicación. El objetivo es generar y mantener una relación de empatía y confianza con tu entrevistador, mediante una comunicación efectiva, segura y cercana.

Éxito en tu próxima entrevista.