Chris Urrea

Como construir tu marca a partir

del branding.

metodo GEC.png
192.jpg

Cuando quieres desarrollar un negocio o estás en un proceso de búsqueda de empleo, debes saber que no eres el único. Esta debe ser la razón más importante para construir y gestionar una marca personal. Es decir, lo que te diferenciará del resto de los postulantes en los cargos que has definido y decidido postular.

Para esto, personalmente utilizo un concepto de marketing que perfectamente son aplicables a la oferta personal: el branding personal foco laboral.

El branding es el proceso de construcción y gestión de tu marca. Éste incluye las estrategias y acciones que implementarás para que la gente te conozca y reconozca. 

Tu marca es el activo más valioso que tienes y que debes de gestionar estratégicamente para penetrar y permanecer en la mente del mercado. Su objetivo es generar valor para los demás. La marca personal no sólo será un concepto de marketing para venderte en tu proceso de búsqueda de trabajo, sino que será la imagen que te acompañará por el resto de tu vida y te permitirá desarrollarte personal y profesionalmente.

El branding es el proceso y marca personal es el producto final de dicho proceso. ​Dicho lo anterior, desarrollemos tu branding personal y construyamos tu marca:

 

ingred1.jpg

Ingredientes de tu marca

1. Define tu valor.

2. Define tu posicionamiento.

3. Identifica tus diferenciadores.

4. Evidencia tus habilidades.

5. Comunícala efectivamente

1. Define tu valor.

Los valores profesionales son aquellos valores que consideramos claves para el logro de los objetivos de la organización o para el cumplimiento de metas. Es decir, aquellos factores que consideramos claves que deben estar presentes en las personas, los equipos de trabajo, los procesos y la estrategia.

Ejemplo de valores profesionales: Disciplina, capacidad de gestión, liderazgo, compromiso, foco en los resultados, planificación, capacidad analítica, creatividad, innovación.

2. Define tu posicionamiento.

Si no te interesa definir tu posicionamiento significa que estás en la posición de apuntar a cualquier empresa/rubro, apuntar a cualquier cliente o que "llegue cualquier trabajo". Si esa es tu posición, te recomiendo no seguir avanzando en esta lectura.

 

El posicionamiento se refiere a tener claridad donde estás y donde quieres llegar. Las marcas trabajan la comunicación alineada con su estrategia para que esa idea se forje y se grabe en la mente del consumidor. Esa idea le diferenciará y actuará a su favor frente a sus competidores (postulantes al cargo) en el momento de la elección. ​¿Por qué es tan importante el posicionamiento? Cuando estás en una entrevista de trabajo, debes ser capaz de transmitir comunicacionalmente que estás en el lugar exacto y todas tus habilidades estarán disponibles para la empresa. Cuando el discurso del postulante divaga entre diferentes habilidades (esperando que alguna de ellas haga "click" en la mente del reclutador), pasa lamentablemente a ser un "maestro chasquilla" que espera calzar dentro de la oferta que le hacen. Así que define tu posicionamiento y eso fortalecerá tu discurso.

3. Identifica tus habilidades.

Debes identificar y hacer un inventario detallado de aquellas habilidades que has desarrollado en tu vida (no solo laboral) que te han permitido obtener logros y reconocimientos, ya que estas habilidades son las que llevarán a posicionarte. Estas habilidades puedes ser duras (técnicas) y blandas (personales). Analiza las tareas que has desarrollado a lo largo de tu vida. ¿Qué has hecho para lograr resultados?, ¿Qué caminos o decisiones tomaste?, ¿Cual fue tu actitud ante éxitos y fracasos?, ¿Cómo te relacionaste con el resto? Identificar tus habilidades a conciencia, te permitirá avanzar al siguiente paso.

4. Evidencia tus habilidades.

Toda habilidad debe ser validada. La más simple de las validaciones, son los títulos o reconocimientos. Es por esto, que en este proceso, tus referencias (personas que validan tu habilidad) son pieza clave. Cuando estés en proceso de selección, ten por seguro que se contactarán con algún ex colega o jefe para que valide tus habilidades y tus características personales. Para esto te sugiero que cuentes con una lista de referencias de confianza que hablen bien de ti y que apoyen tu candidatura. Además si estas en este proceso, adviérteles a tus referencias para que estén atentos a cualquier consulta o acercamiento de la empresa a la cual postulas.

5. Comunícala efectivamente.

La marca personal requiere de mucha y muy buena comunicación. Recuerda que más importante que lo que se dice es: "COMO SE DICE". Muchas veces desarrollamos una marca personal y dejamos que hable por si sola. Lamentablemente no funciona de otra forma. Comunícale y hazle saber a tus redes sociales quien eres a través de tus comentarios, publicaciones, ideas y conceptos. Construye canales y redes de contacto en tu área de especialidad. La marca personal debe gestionarse para que entres en la mente de "tus clientes". Por ejemplo, cuando necesitas algún producto, normalmente alguien te aconseja una marca o un lugar. Eso es lo que tienes que lograr. Que cuando existan posibilidades de acceder a algún  puesto, ya sea que estés buscando trabajo o creciendo en dentro de la empresa, tu nombre surja inmediatamente.

Gestionar la marca personal es un camino simple de desarrollar y fácil de recorrer, pero muy pocos lo hacen porque lamentablemente la consistencia y perseverancia no son características propias de todos los serse humanos. Si tu tienes estas características... lo lograrás.

Éxito.