Chris Urrea

Como ser creíble en una

entrevista de trabajo

metodo GEC.png
20789393_m.jpg

¡LA CREDIBILIDAD LO ES TODO!

La credibilidad, al igual que la confianza, es muy difícil de construir, ya que por regla general las personas tenemos una coraza que solo abrimos cuando se nos demuestra con creces que las actuaciones de otra persona nos generan credibilidad.

En una entrevista de trabajo, uno de los desafíos más importantes de todo postulante es ser y parecer creíble. Porque no solo hay que serlo, también parecerlo. Recuerda que es responsabilidad del postulante proporcionar todas las respuestas de modo que el entrevistador además de escucharlas, sienta que las respuestas son verdaderas y que eres una persona creíble.

Es por esto, que muchas veces los postulantes, si bien dan respuestas que se consideran adecuadas, no se sienten reales ni sinceras. Es más, muchas veces las respuestas son preparadas y memorizadas a partir de lo que el postulante considera que "sonaría bonito."

1. Nunca digas algo que no eres o que no sientes.

 

Mi recomendación es que practiques TUS respuestas una y cien veces. Practícalas hasta que salgan naturales, ya que cuando realizamos entrevistas, contamos con la experiencia y test que nos permitirán contrastar rus respuestas y darnos cuenta si son verdaderas y te representan o estas mintiendo.

2. Preocúpate que ERES lo que tu curriculum vitae dice.

Muchas veces leemos fortalezas y habilidades como "responsable", "proactivo", "capacidad analítica", "creativo", etc. Por experiencia, muchos de estos conceptos distan mucho de la realidad del postulante y las escribieron porque suenen bonito. Entonces piensa bien cuales son tus fortalezas reales y recuérdalas en una entrevista, ya que puede que te realicen preguntas y test en los cuales validarán lo que pusiste. Lamentablemente, muchos no pasan este desafío y no demuestran ser lo que dicen.

3. Considera los núcleos de la credibilidad

De acuerdo a Stephen R. Covey, existen cuatro núcleos de credibilidad. Apliquemos estos conceptos a una entrevista de trabajo:

Núcleo 1: Integridad. Es hacer lo que se dice. Ser congruente por dentro y por fuera. Es tener la valentía de actuar conforme a sus valores y creencias. Consejo: En la entrevista, esto debes demostrarlo con tu actitud y con tus valores personales.

Núcleo 2: La intención. La confianza crece cuando nuestros motivos están basados en el beneficio mutuo; en otras palabras, cuando realmente sentimos que no solo nosotros somos importantes, sino también la gente con la que interactuamos. Consejo: En una entrevista, debes demostrar que tienes las competencias para aportar a la empresa y sus resultados. Nunca digas que quieres trabajar en ella para desarrollarte personalmente, ya que eso solo habla de tu beneficio.

Núcleo 3: Aptitudes. Estas son las capacidades que tenemos para inspirar confianza: nuestros talentos, nuestras actitudes, nuestras habilidades, nuestro conocimiento y nuestro estilo. Consejo: Tu curriculum debe contar con información relevante y administrarla inteligentemente para demostrar que tienes las competencias para ocupar el cargo

Núcleo 4: Resultados. Se refiere a nuestros antecedentes, nuestro rendimiento, nuestra capacidad para lograr que se hagan las cosas que tienen que hacerse. Consejo: Antes de enfrentar una entrevista, debes analizar tus desafíos y situaciones complicadas (tanto en tu vida laboral como personal) y definir claramente como los has enfrentado. Analiza tus logros y fracasos y demuestra que sabes salir adelante.

Éxito!!!!