Chris Urrea

Reformulación Positiva: convierte tus puntos débiles en ventaja.

metodo GEC.png
actitud-positiva-630x330.jpg

Durante una entrevista de trabajo, se suelen realizar algunas preguntas que pueden resultar un tanto incómodas de responder. Esto solo busca analizar la forma en que el candidato reacciona, así que no te pongas nervioso y prepárate para reformular positivamente tus respuestas.

¿Qué es la reformulación Positiva (RP)? Simplemente es argumentar transformado lo negativo en positivo, ver el problema o inconveniente desde otro punto de vista más favorable, convertir un punto débil en una ventaja y saber presentar un aparente defecto o carencia como una virtud.

Por ejemplo, si eres joven y tienes poca experiencia laboral, un comentario común es "acabo de titularme y no tengo experiencia". utilizar la RP sería: "estoy disponible para trabajar y dispuesto a poner en práctica todos los conocimientos que he adquirido en mis estudios.” De esta forma, enfocas tu mensaje a tu capacidad de adaptación o tu mayor facilidad para asimilar nuevos procesos.

Cuando preguntamos a una persona por qué quiere cambiarse de trabajo, una respuesta recurrente es: “Creo que toque techo y mi trabajo es aburrido.” Con RP, una buena respuesta sería: “Busco un trabajo donde mis conocimientos y experiencia me permitan aportar mucho más”.

Aprovecha tu momento en tu entrevista de trabajo para dar tus puntos de vista a las preguntas del entrevistador en forma positiva. Obviamente que cada respuesta debe ir asociado a tu forma de ser y tus características comunicacionales. NO se trata de memorizar respuestas ni intentar ser otra persona. ​

Veamos algunos ejemplos y objeciones más frecuentes que se suelen presentar en las entrevistas, así como posibles formas de afrontarlas. Es importante que no te las aprendas de memoria. Trata de expresar la idea con tus propias palabras, transmitirás mucha sinceridad:

  • Es usted demasiado mayor 

- La experiencia acumulada me servirá mucho.

- Debido a mi edad, estoy acostumbrado/a a elevados niveles de responsabilidad, tanto en el trabajo como en mi vida personal.

  • No tiene experiencia en el puesto

- Es por eso por lo que tendré mayor capacidad de adaptación.

- Estoy muy motivado/a ante la posibilidad de comenzar a trabajar por primera vez.

- Asimilaré mejor las cosas.

- Es cierto que no tengo experiencia, pero mi formación es muy útil para este empleo.

- La falta de experiencia la compenso con mi gran potencial.

​​

  • Fracasó en los estudios 

- Yo diría que fue la inmadurez propia de aquella edad.

- No fue un fracaso; decidí dejar los estudios para ponerme a trabajar; ahora soy un/a buen/a profesional, me he formado de otra manera.

  • No se ajusta al puesto 

- No cumplo todos los requisitos, pero confío en mi capacidad de aprendizaje.

  • Pasó mucho tiempo desempleado/a 

- Es cierto, pero no estuve sin hacer nada, dediqué el tiempo a aprender informática y a definir mejor mi objetivo profesional.

  • Está muy nervioso/a 

- Es cierto, este trabajo me importa mucho y no puedo evitar cierta ansiedad.

- Soy bastante transparente a la hora de expresar mis sentimientos.

- Cuando estoy cerca de conseguir algo que deseo y para lo que estoy capacitado/a, no puedo evitar sentirme inquieto/a.

  • Está casado/a o tiene hijos

- Eso me ha hecho ser más responsable y comprometido/a.

- El matrimonio es un compromiso responsable con otra persona, y eso se transmite al mundo del trabajo.

  • Está soltero/a 

​- Eso me supone mayor disponibilidad geográfica y horario; soy bastante autónomo/a.

Así que: Contesta transformando lo negativo en positivo. Enfoca tu actitud y problemas desde un punto de vista positivo y favorable, Convierte los puntos débiles en ventajas y reacciona positivamente ante las preguntas y test que te realicen.

Ya lo sabes. REFORMULA POSITIVAMENTE TUS RESPUESTAS Y TU ACTITUD!

Éxito!