Chris Urrea

Como hacer seguimiento después

de una entrevista de trabajo.

metodo GEC.png
email-724x449.jpg

Uno de los artículos que me han solicitado escribir es acerca del “seguimiento” que hay que hacer durante un proceso de selección. 

Nunca pienses que el "seguimiento" significa un "hostigamiento"para los reclutadores. Es más, un seguimiento bien hecho permite al postulante mantenerse al tanto sobre el proceso de selección y demuestra a los reclutadores que el profesional está interesando tanto en el puesto, como en la empresa.

Gran parte de los postulantes se queda esperando un nuevo llamado donde se les informe sobre la resolución del proceso de selección. Si bien esta es una práctica común, no es la recomendada. Los candidatos no deben tener una actitud pasiva, sino que deben demostrar su interés por el trabajo a través de un seguimiento.

Veamos algunos consejos:

1. Al finalizar una entrevista, pregunta al reclutador cuándo habrá novedades. En la entrevista está bien si al momento de terminar preguntas a reclutador cómo sigue el proceso de selección, ya que te indicará el tiempo que demorará el proceso y te podrá ayudar a tener una idea más certera sobre cuánto es aceptable esperar.

2. Envía un email de agradecimiento: Luego de la entrevista (aconsejo dos o tres días después) es bueno que envíes un correo electrónico agradeciendo la oportunidad al entrevistador y recordándole tu interés en el cargo y en la empresa Pregúntale por el proceso, recuérdale tu interés por el puesto y que todavía guardas buen recuerdo de la entrevista y que te gustaría seguir avanzando en el proceso. ¿Por qué es importante esto? Porque muchas veces los reclutadores siguen analizando a candidatos que, desencantados con el cargo, ya no seguirán el proceso. Así que si les muestras interés y aumentas las probabilidades que pongan mayor atención a tu postulación.

Ejemplo email de agradecimiento:

"Hola, mi nombre es ..... y el día lunes 13 de agosto he asistido a entrevista postulando al cargo de ejecutivo de cuentas para su banco. Agradezco el tiempo dedicado y le menciono que tanto las características del cargo y las condiciones fueron de mi agrado y que me gustaría seguir en el proceso. En caso de requerir mayor información, por favor no dude en solicitarla. Muchas gracias y que tenga buen día."

3. No acoses a la empresa. Ser obsesionado y bombardear la compañía con correos electrónicos y llamadas de seguimiento no es una buena idea y puede incluso dañar tus opciones de obtener el puesto. Aprende cuando detenerte. Si no te contestan, olvídate del proceso. Está claro que ellos saben ya que estás interesado, que estás haciendo seguimiento y, si les interesas como candidato, sabrán que eres una buena alternativa. Si sigues... ya se considerará como hostigamiento.

Leer más artículos

Consejo adicional:

4. En caso de no quedar en el puesto, nunca pidas feedback del por qué no quedaste. En redes sociales como LinkedIn, veo constantemente reclamos de candidatos que se quejan del cero feedback que reciben de los reclutadores una vez que han sido rechazados en su postulación. Muchas veces existen razones técnicas y específicas por no quedar en el cargo. Cuando es así, el reclutador solo te podría decir que no cuentas con la experiencia o las habilidades necesarias. Pero, ¿Qué pasa cuando las razones son de un ámbito más personal? Por ejemplo: No generaste confianza; tu actitud en la entrevista fue arrogante; o no te creyeron nada de lo que dijiste. Obviamente no es algo que le puedan decir al candidato, ya que muchos no lo aceptarán como una retroalimentación válida y acusarán subjetividad - Y bueno, la entrevista es en sí un proceso que dentro de la subjetividad intenta ser lo más objetivo posible -. En estos casos, y para salir del paso, los reclutadores solo te dirán que "no cuentas con el perfil del cargo." 

Realiza un seguimiento inteligente y aumentarás tus probabilidades de éxito!